Se consuma el desastre


Los hombres de negro no sólo vienen de Bruselas. Basta con ver a los dos Ministros del ámbito económico en la comparecencia del día 13 de julio junto a la Vicepresidenta. Negro el traje, negro el semblante, negras las noticias. Como era de esperar, el desastre económico se consuma. La inteligencia de estos hombres de negro no da para más.

De Guindos, Soraya y Montoro el 13 de julio de 2012


Se han plegado a los designios de Bruselas tras el despropósito de todas las medidas económicas tomadas desde que subieron al poder. Ninguna medida que demostrara que entienden la crisis en la que estamos. Nada de recortes en la estructura del sector público. Sólo recortes en el gasto corriente. Todas medidas penalizadoras del consumo. En poco tiempo el Estado obtendrá menos ingresos de los impuestos y vuelta a empezar.
“Entramos de lleno en la espiral contractiva”


Lo peor del momento es que en Bruselas no demuestran muchas más luces que en nuestro país. Imagen y semejanza de lo que sucede en estas democracias en que sus instituciones están todas okupadas políticamente. Si desde Europa sólo llegan mensajes confusos y a menudo contradictorios, nuestro Gobierno no para de buscar términos para decir que no estamos intervenidos estándolo. Y para vendernos que se va a prestar dinero a la banca directamente sin aclarar que eso sería como muy pronto a partir de Febrero del 2013 y siempre que hubiera un acuerdo muy muy dificil entre los miembros de la Eurozona. Demasiado tarde y además incierto. De risa si no fuera tan tremendo para tantas personas.

Nuestro Gobierno, como no, le echa la culpa al Gobierno anterior. Parte de razón tienen. Pero no son estos menos mediocres que los anteriores. Si Zapatero, Solbes, Salgado, Sebastián y compañía creyeron estar ante una crisis de capacidad de compra keynesiana y nos metieron en otra crisis -de deuda esta vez- gastando tontamente 200.000 millones prestados en 2 años, Rajoy, De Guindos y Montoro, piensan que hay que salir de esta crisis de deuda sin tener en cuenta que debajo está la otra crisis, la más importante, y que los recortes deberían servir para recuperar la capacidad de compra y no para perjudicarla.

Como no tienen ni idea de economía -algo que ni es nuevo ni es raro en un país tan poco dado a valorar la capacidad de razonar- los Ministros De Guindos, Montoro y Soraya así como este Presidente al que las circunstancias le han regalado el poder, no han acertado a tomar ni una sola medida que sirviera para reactivar nuestra economía y mucho menos para conseguir que los analistas externos tuvieran la impresión de que se estaba atacando el problema subyacente.

Cada vez estoy mas convencido de que el éxito económico del primer mandato de Aznar fue más por suerte que por capacidad de razonar de sus gestores económicos. Ahora Rato está a los pies de los caballos por su gestión político/económica/empresarial al frente de Bankia y Montoro y De Guindos no paran de demostrar día tras día su incapacidad.

Como es lógico, la situación ha ido empeorando y ahora no encuentran otro remedio que pedir el dinero que dentro no recaudan fuera de nuestras fronteras. Como los mercados no nos creen hay que recurrir a las Instituciones. Y eso trae las condiciones de los ‘otros’ hombres de negro. La ‘inteligentsia’ europea al poder. Para echarse a temblar.

Para que todos podamos ver lo que nos viene encima, vamos a repasar el Memorándum de Entendimiento -Memorandum of Understanding o MoU- en el que se exponen las medidas que desde Bruselas nos van a imponer como país.

En primer lugar ,

“conditionality will be financial-sector specific and will include both bank-specific conditionality in line with State aid rules and horizontal conditionality”

el Memorándum deja meridianamente claro que las medidas que se han de cumplir para recibir ayudas obligarán tanto al sector financiero como al Estado. Es decir, nada de ayudas dirigidas al sector privado que será el único que tenga que cargar con su coste. Aquí, gracias a la falta de capacidad de nuestros Gobernantes, pagaremos todos. Pero por ambos lados, por el endurecimiento de las condiciones que los bancos van a trasladar a sus clientes -nos les queda otra si no quieren quebrar- y por la subida de impuestos que cada poco vamos a tener que soportar -es lo que sucede en las espirales contractivas- para hacer frente a la garantía o a la devolución de los préstamos que se nos hacen como país.

Además, el Memorándum aclara que desde Bruselas, y muy de cerca, se va a supervisar el cumplimiento de los criterios impuestos. Nada de cuentos en lo que a los euros prestados se refiere.

“the Spanish authorities will take all the necessary measures to ensure a successful implementation of the programme. They also commit to consult ex-ante with the European Commission, and the European Central Bank (ECB) on the adoption of financial-sector policies that are not included in this MoU but that could have a material impact on the achievement of programme objectives”

Siguiendo con el texto introductorio, Bruselas obliga al Estado Español a consultarle primero cualquier medida sobre el sector financiero que no esté contemplada en el Memorándum y que pueda tener algún impacto sobre la consecución de los objetivos marcados. Es decir, todas. Es decir, España está intervenida de facto en lo que a la política financiera se refiere.

Entrando ya en el texto del Memorándum, podemos empezar analizando el punto 2. No tiene desperdicio:

“The global financial and economic crisis exposed weaknesses in the growth pattern of the Spanish economy. Spain recorded a long period of strong growth, which was, in part, based on a credit-driven domestic demand boom. Very low real interest rates triggered the accumulation of high domestic and external imbalances as well as a real estate bubble. The sharp correction of that boom in the context of the international financial crisis led to a recession and job destruction”

Cuando digo que en Bruselas tampoco tienen ni idea de la crisis que nos aqueja me refiero precisamente a este tipo de textos. Y es que, según estos individuos, nosotros no tenemos una crisis de capacidad de compra, ni una crisis de deuda pública, sino una crisis de deuda privada derivada de los gastones que somos los ciudadanos gracias a un crédito muy barato. Gasto privado que generó tanto este excesivo endeudamiento privado como una burbuja inmobiliaria. Burbuja que, cuando explotó debido a la crisis financiera global, nos introdujo en esta recesión y esta pérdida de puestos de trabajo.

Ni una pequeña mención al porqué de que el crédito estuviera tan barato facilitando tanto la subida de los precios de las viviendas. Tampoco se dice nada de que nuestro Gobierno, en este caso el anterior, como ya he mencionado aumentara nuestro déficit público en la tontería de 200.000 millones de euros en tan sólo dos años -entre 2008 y 2010-. Y claro, para qué iban a decir nada de la pérdida de capacidad de compra de las familias durante los diez años que van de 1997 a 2007 y del control político de todas las instituciones que deberían ser independientes. Desde luego, a inútiles mentales como estos no se les puede pedir que entiendan que en nuestro país muy pocas corporaciones o instituciones tenían bonos hipotecarios basura americanos en el momento del estallido de la crisis. O que el registro de compraventa de viviendas dejara ver una caída de las ventas desde el otoño del año 2006. Casi un año antes del estallido de la crisis de las hipotecas basura.

“The challenges that face segments of the banking sector continue to negatively affect the economy as the credit flow remains constrained. In particular, sizeable exposure to the real estate and construction sectors have eroded investor and consumer confidence.”

El punto 4 del epígrafe II -Evolución y perspectivas recientes de la economía y del sector financiero- vuelve a chocar contra toda la lógica económica cuando nos intenta colar que la excesiva exposición de los bancos al sector inmobiliario ha erosionado la confianza de los inversores y los consumidores. Brillante. No puede lucir más su falta de capacidad para razonar. ¿No será que la caída en las cifras totales del crédito concedido por los bancos está vinculada más a la falta de proyectos solventes, tal y como dijo el presidente del BBVA Francisco González en 2011, que a la excesiva exposición de las instituciones financieras al sector inmobiliario? Si las familias llegan con gran dificultad a final de mes es normal que los bancos no crean que van a poder pagar las cuotas de los créditos con garantía inmobiliaria y no les concedan créditos. Lo mismo pasa con los promotores. Si estos no venden porque los precios de las viviendas son demasiado altos para el bolsillo medio, ¿que banco les va a dar crédito para construir viviendas invendibles?

En la primavera de 1997, antes incluso del estallido de la crisis, los bancos no creían tener una sobre-exposición al ladrillo -menos aún lo pensaban los consumidores- y, sin embargo, la venta de viviendas registradas llevaba ya meses en franco retroceso. Todo para argumentar que la crisis es una crisis de origen financiero cuando no lo és, al menos en la forma en la que desde Bruselas se quiere presentar.

“As the linkages between the banking sector and the sovereign have increased, a negative feedback loop has emerged. Therefore, restructuring (including, where appropriate, orderly resolution) and recapitalisation of banks is key to mitigating these linkages, increasing confidence, and spurring economic growth.”

En lo que si que tienen razón es en que la crisis de deuda organizada por el gobierno Zapatero se ha agudizado por la creciente relación de dependencia recíproca entre las entidades financieras y la hacienda pública de nuestro país. Tal y como ya denuncié en un trabajo de doctorado allá por 1998, el gobierno socialista de entonces, dado que no creía en la verdadera independencia de las instituciones democráticas que deberían serlo para un buen funcionamiento del sistema, creó un estatuto de independencia hecho a medida para el Banco de España en el que dejaba la puerta abierta a que el Estado siguiera tirando del dinero nuevo que este creaba a petición.

“El Banco de España y el BCE están ‘okupados’ y manejados por políticos cuando deberían ser instituciones independientes”

Como ese procedimiento había quedado demostrado que era muy inflacionario por la ciencia económica, el Gobierno de entonces lo maquilló prohibiendo ese acceso directo pero permitiendo que el Banco Central prestara a las entidades financieras para que estas entonces -“supervisadas” por dicho Banco Central- compraran la deuda pública necesaria. Además, por si faltaba algo, la elección de la cúpula que gobernaba el Banco Central se politizó al máximo siendo nombrado el Gobernador y Subgobernador directamente por el Gobierno sin tener más que informar a las Cámaras de representantes de su decisión así como de los presupuestos anuales del Banco -operaciones de emisión de dinero nuevo incluidas-.

Ese Estatuto de Autonomía se vio fielmente reflejado en el propio Estatuto de Autonomía del Banco central Europeo. Desde su creación, esta ha sido una institución tremendamente politizada, hecho que quedó patente cuando su Gobernador -Jean Claude Trichet- tuvo que dar su brazo a torcer y, en vez de exigir a los Gobiernos de los países con Déficit Público excesivo que cumplieran los compromisos asumidos cuando firmaron el Tratado de Maastricht, empezó a comprar títulos de deuda de los países afectados directa e indirectamente en una actitud sin precedentes.

Desde entonces esa relación de dependencia recíproca tan dañina no ha hecho mas que crecer y crecer. Ahora los intelectos de Bruselas lo esgrimen como un problema importante pero ni explican su origen ni proponen medidas para que eso no vuelva a suceder. Sencillamente, lo asumen como un hecho ya acaecido. Y proponen usar el dinero público, es decir, el dinero de todos, para reducir parte de esa dependencia recapitalizando los bancos.

En su reducida capacidad para entender la crisis en la que estamos, los economistas de Bruselas creen que la recapitalización de los bancos, es decir, ayudar a los bancos a sacar de sus balances los activos reales devaluados inyectándoles miles de millones de euros de dinero público, es la clave para reducir la enfermiza relación recíproca entre el Estado y el sistema financiero, incrementar la confianza de los consumidores e impulsar el crecimiento económico. ¡Que tendrá que ver una cosa con otra! ¡Cuanta palabrería para justificar seguir utilizando el dinero público sin sentido económico!

Entrando en el epígrafe III del Memorándum observamos nuevas incongruencias. Bajo el título de Objetivos Claves podemos encontrarnos con un primer punto meramente descriptivo de la situación según estos individuos la ven.

“The Spanish banking sector has been adversely affected by the burst of the real estate and construction bubble and the economic recession that followed. As a result, several Spanish banks have accumulated large stocks of problematic assets. Concerns about viability of some of these banks are a source of market volatility”

Leyendo estas líneas voy comprendiendo como estos cerebros se tragaron nuestra reforma de la Constitución -mas inane que la mente de nuestros Gobernantes económicos- como un paso adelante en las reformas necesarias para salir de la crisis. Tienen la misma capacidad de redactar que muchos alumnos de primero de facultad. Se les dice que respondan a unas preguntas y ponen lo que les parece donde les parece. Y luego protestan por la nota. Y esa capacidad de redactar demuestra una capacidad de razonar similar. El punto siete siguiente es más de lo mismo. Más descripción de hechos. Nada de “Objetivos Claves” hasta el punto 8:

“The main objective of the financial sector programme in Spain is to increase the long-term resilience of the banking sector as a whole, thus, restoring its market access.

  • As part of the overall strategy, it is key to effectively deal with the legacy assets by requiring a clear segregation of impaired assets. This will remove any remaining doubts about the quality of the banks’ balance sheets, allowing them to better carry out their financial intermediation function.
  • By improving the transparency of banks’ balance sheets in this manner, the programme aims to facilitate an orderly downsizing of bank exposures to the real estate sector, restore market-based funding, and reduce banks’ reliance on central bank liquidity support.
  • Additionally, it is essential to enhance the risk identification and crisis management mechanisms which reduce the probability of occurrence and severity of future financial crises.”

Y aquí nos encontramos más perlas económicas. Para empezar nos dicen que el objetivo principal de este “programa” -si nos fijamos, no aparece ni aquí ni en ningún lado el término “ayuda”, no vaya a ser que alguien se piense que este dinero nos va a salir gratis o casi- para el sector financiero es recuperar la “resistencia en el largo plazo” -????- del sector bancario en su conjunto -????- para, de esta manera, recuperar su capacidad de acceso al mercado.

O sea, que el acceso al mercado del sector bancario no viene lastrado por el excesivo déficit público creado gracias a obligar a las instituciones financieras a comprar títulos de deuda en los mercados secundarios ni por la incapacidad manifiesta de nuestros Ministros del ámbito económico para diseñar una estrategia de política económica que genere confianza en el mercado sobre una posible recuperación, ambos motivos más que suficientes para hacer subir la prima de riesgo -el diferencial de tipos de interés que han de pagar los prestatarios nacionales frente a los prestatarios extranjeros-. Todo se debe a la falta de capital de estas entidades para aguantar tener en sus balances gran cantidad de activos sobrevalorados. Eso sí, entidades que hasta hace dos años eran las “más solventes” del sistema bancario europeo. Desde luego, agallas no les faltan a los que han redactado este Memorándum. Decir eso es querer que cualquier analista con dos dedos de frente les ponga de vuelta y media. Y es que si las entidades financieras tienen problemas para financiarse en el extranjero, ello se debe a los tres factores mencionados, aunque el último no se debe exponer tal cual se ha hecho en estas líneas y depende a su vez parcialmente de los otros dos.

El problema de nuestros bancos no es la falta de capital sino el exceso de activos sobrevalorados o tóxicos en sus balances -entre ellos los bonos del Estado Español-. Porque más requisitos de capital implicarían un crédito más caro para los ciudadanos y las empresas españoles -mucho más caro que el que obtienen las empresas extranjeras-. Pero nuestras entidades financieras se resisten a soltar los activos sobrevalorados esperando ser rescatadas con dinero público y así poder mantener estos activos en sus balances hasta que el mercado se recupere y poder venderlos a un precio parecido a aquel que tenían en el momento en que se financiaron su compra o su construcción. Creen que así perderían lo mínimo. Esa es su equivocada estrategia que les ha traído hasta esta situación límite para muchas de ellas.

“Los activos tóxicos serán segregados y se transferirán a un Banco Malo -AMC-“

Ahora Bruselas quiere que estos activos queden segregados claramente y que se establezcan mecanismos de control más eficaces para detectarlos. Mas claro. Europa quiere que se cree una entidad que gestione esos activos. Son muchos miles de millones de euros. Dentro de que estos señores no se aclaran, al menos esta medida permitirá evitar que nuestros bancos mantengan estos activos reales sobrevaluados en sus balances tal y como a ellos les gustaría. Aunque no lo diga Bruselas, esos activos habría que sacarlos ya al mercado para hacer bajar el precio de la vivienda a un nivel asequible para el bolsillo del ciudadano medio. Esta medida ayudaría bastante a la recuperación de la perdida capacidad de compra de las familias españolas. Pero me temo que esto no se lo plantean los hombres de negro.

Lo que no veo que tenga mucha consistencia es el mecanismo que Bruselas quiere implantar para conocer cuales son estos activos tóxicos. Ni lo sabían antes cuando el Gobierno Zapatero, el BCE y el sistema financiero les colaron unos test de stress de risa ni lo saben ahora, al menos a tenor de lo que puede leerse en este documento. Desde luego nombrar una consultora extranjera que ni entiende ni conoce el mercado español para establecer cuales de los activos son tóxicos y cuales no, además de ser un brindis al sol, es una estúpida manera de seguir tirando el dinero. Mas adelante tendremos oportunidad de revisarlo. Sigamos con el análisis.

segregation of assets in those banks receiving public support in their recapitalization effort and their transfer of the impaired assets to an external Asset Management Company (AMC).

En el tercer sub-epígrafe del punto 9 deja claro lo que ya he comentado que se pretende hacer con los activos tóxicos de las instituciones financieras. Una condición bien clara impuesta a las Instituciones Financieras -ellos dicen ‘Bank specific’- para la activación del mecanismo de apoyo es la segregación de todos los activos tóxicos del balance de estas instituciones y su transferencia -aún no sabemos a que precio- a una Compañía de Gestión de Activos claramente diferenciada -tampoco sabemos quién poseerá su capital ni quién la gestionará-.
En el punto 10 se empieza a establecer una hoja de ruta.

“In July 2012, the programme will begin by providing a first tranche… Under these conditions, the ready availability of a credible backstop to be mobilised in case of emergency to cover for the costs of unexpected interventions contribute to restore confidence… The first tranche will have a volume of EUR 30 billion to be prefunded and kept in reserve by the EFSF. The possible use of this tranche ahead of the adoption of restructuring decisions by the European Commission will require a reasoned and quantified request from the Banco de España, to be approved by the European Commission and the Euro Working Group (EWG) and in liaison with the ECB.”

Lo primero que nos encontramos es con un primer tramo, disponible desde julio de 2012, que contará con una cantidad de 30.000 millones de euros -‘billions’ en ingles son ‘miles de millones’ en castellano-, guardado celosamente por el ESFS (Sistema Europeo de supervisores Financieros) -compuesto por el EBA (Autoridad Bancaria Europea), el EIOPA (Autoridad Europea de Seguros y Pensiones Ocupacionales) y el ESMA (Autoridad Europea de Mercados y Acciones)- para ser usado únicamente en caso emergencia y para cubrir los costes de intervenciones inesperadas y para cuyo uso se requiere una petición razonada y cuantificada por parte del Banco de España, así como la aprobación de la Comisión Europea, el Grupo de Trabajo del Euro -EWG (subgrupo del ECONOMIC AND FINANCIAL COMMITTEE formado por altos oficiales de las Administraciones Nacionales, del Banco Central Europeo y de la Comisión Europea)- y el acuerdo del Banco Central Europeo.

O sea, no se trata de un fondo de capitalización para las instituciones financieras españolas instrumentado directamente por los organismos europeos competentes a fecha de hoy. Se trata de un fondo de emergencia para cubrir los costes de una posible intervención del FROB -Gobierno Español- ante una posible caída de alguna entidad susceptible de crear un pánico bancario. Algo bastante distinto.

“A bank-by-bank stress test conducted by an external consultant with regard to 14 banking groups comprising 90% of the Spanish banking system will be completed by the second half of September 2012 (Stress Test) … On the basis of the stress test results and recapitalisation plans, banks will be categorised accordingly”

Para la segunda mitad de septiembre de 2012 el 90% de las instituciones crediticias españolas tendrán que haber pasado un nuevo test de estrés realizado por una consultora ‘externa’ -lo cual no quiere decir exactamente ‘independiente’-. En función de los resultados de estos test, en octubre de 2012 las instituciones financieras serán clasificadas en grupo 0 -instituciones financieras sin problemas-, grupo 1 -Instituciones financieras ya intervenidas por el FROB-, grupo 2 -instituciones con carencias de capital detectadas por los test de estrés incapaces de cubrir dichas carencias sin recurrir a la ayuda del Estado- y grupo 3 -instituciones con carencias de capital detectadas por los test de estrés pero capaces de cubrir dichas carencias sin recurrir a la ayuda del Estado-.

“By early-October, banks in Groups 1, 2 and 3 will present recapitalisation plans identifying how they intend to fill the capital shortfalls identified… The Spanish authorities and the European Commission will assess the viability of the banks… Banks that are deemed to be non-viable will be resolved in an orderly manner… For Group 1 banks, the Spanish authorities will start preparing restructuring or resolution plans with the European Commission from July 2012 onwards. These plans will be finalised in light of the Stress Test results and presented in time to allow the European Commission to approve them by November 2012. On this basis, State aid will be granted and plans can be implemented immediately. The process of moving impaired assets to an external AMC will be completed by year end… For Group 2 banks, the Spanish authorities will need to present a restructuring or resolution plan to the European Commission by October 2012 at the latest… For banks in Groups 1 and 2, no aid will be provided until a final restructuring or resolution plan has been approved by the European Commission, unless use has to be made of the funds of the first tranche… Group 3 banks that still benefit from public support under this programme on 30 June 2013, will be required in their restructuring plans to transfer the impaired assets to the AMC, unless it can be shown for banks requiring less than 2% of RWA in State aid that other means to achieve full off-balance sheet segregation are less costly.”

La lectura de estas líneas aclara aún más lo ya explicado anteriormente. Las instituciones financieras con problemas no recibirán capital directamente desde la Comunidad Económica Europea sino, en todo caso, fondos canalizados a través del Estado Español. Al menos hasta que la EBA se haga con el control total del sistema de supervisión financiera europeo. Algo muy diferente a lo que Rajoy y De Guindos nos quisieron vender tras la cumbre de Bruselas.

Además, desde Bruselas se quiere dejar claro que la segregación de los activos tóxicos a la AMC va en serio. Cualquier aportación de capital público, por muy pequeña que esta sea, implicará el traspaso de estos activos a dicha Compañía de Gestión de Activos.

Y ahora llegamos al punto en que las autoridades europeas se tienen que retratar en lo que respecta a la forma en que se ha de llevar a cabo el análisis y la detección de los activos tóxicos de nuestras instituciones financieras.

“The Spanish authorities will complete an accounting and economic value assessment of the credit portfolios and foreclosed assets of 14 banking groups. The assessment will be conducted by an external consultant, based on inputs from four independent auditors as follows.

  • Based on a predefined sample of operations the accounting review will include: (i) data quality analysis, including the appropriate identification of restructured/refinanced loans; (ii) verification of the proper classification of operations; (iii) review of the calculation of impairment losses; and (iv) computation of the impact of the new provisioning requirements for both performing and non-performing loans in the real estate and construction sector.
  • The extended mandate of the due diligence process of the auditors will also capture the data required for an economic value assessment of the assets. This will include a wider sample, necessary to assess the systems and appropriateness of loan origination, classification and arrears management to check and adjust the current classification and risk parameters. The information obtained from the auditors will be combined with additional bank specific data, as requested by the consultant, from official authorities and directly from banks through direct interaction as needed. In addition, a rigorous appraisal of the value of collateral and foreclosed assets value will be required to fully inform a comprehensive asset quality review carried out by the external consultant.”

Lo primero que llama la atención es que Bruselas sigue confiando en el Estado Español para llevar a cabo el análisis de las carteras crediticias y de los activos aportados como colateral en los créditos con garantías hipotecarias de las instituciones crediticias de nuestro país. Ahora bien, como tienen dudas razonables dada la birria de test de estrés realizados con anterioridad, ponen como condición que el estudio sea llevado a cabo por una consultora externa -¿externa a qué, al Estado Español (no conozco ninguna consultora del sector público dedicada a estas tareas más allá del Banco de España), a las instituciones financieras, internacionales?-.

Como tampoco parecen tener muy claro esto de la consultora externa, desde Bruselas intentan fijar, con su característica agudeza, la estructura de los análisis exigidos. Utilizando una muestra previamente establecida de operaciones -eso sí, no dicen como establecerán la muestra, el período de la misma ni las condiciones que han de cumplir los activos analizados-, el análisis contable deberá incluir un estudio de la calidad de los datos, identificando los créditos como restructurados o refinanciados, la verificación de la adecuada clasificación de estas operaciones, la revisión del cálculo de los descuadres contables y un cálculo del impacto que los nuevos requisitos de provisionado tanto de los créditos buenos como de los dudosos relacionados con el sector inmobiliario.

Nada puede leerse sobre las fechas de referencia a tomar para calcular el valor económico real de los activos inmobiliarios en el momento del estudio. Es decir, la calidad de los créditos y el valor de los activos no era el mismo en el otoño del 2006 que en el otoño del 2007 o en el otoño del 2011. ¿Que referencia temporal piensan tomar entonces?

¿Que referencia temporal se piensa tomar para establecer el valor de los activos tóxicos?

El resultado será muy diferente si se toma como valor de referencia el que tenían los activos inmobiliarios en los momentos previos al inicio de la escalada de precios, el que tenían antes de la entrada del capital especulador en el sistema inmobiliario, el que tenían en el momento álgido de la burbuja inmobiliaria o incluso el que algunas mentes calenturientas puedan estimar que pueden llegar a tener a unos meses u años vista. EL Memorándum sólo habla de establecer unos escenarios económicos, pero no da detalles de los mismos. El desfase contable y las necesidades de capital pueden variar tanto que dejarlo al albur de la inteligencia de los empleados de unas compañías auditoras o consultoras me parece muy arriesgado.

Eso sí, para supervisar todas estas inconsistencias, Bruselas nombra un Comité de Expertos que deberán informar al Comité Estratégico. Visto el Memorándum, me gustaría saber la cualificación de los expertos de este Comité así como su coste.

En lo que respecta a la recapitalización, restructuración o disolución de las entidades financieras, Bruselas no dice nada interesante fuera de que dicha restructuración debe hacerse atendiendo al principio de minimizar el coste para los ciudadanos y que dicho proceso tendrá lugar bajo las reglas de Ayudas a :

“The restructuring plans of viable banks requiring public support will detail the actions to minimise the cost on taxpayers… The restructuring plans will be submitted to the European Commission for assessment under State aid rules, and will be made available, once finalised, to the ECB, EBA and IMF.”

Veamos como piensan reducir o minimizar el coste para los ciudadanos:

“Steps will be taken to minimise the cost to taxpayers of bank restructuring. After allocating losses to equity holders, the Spanish authorities will require burden sharing measures from hybrid capital holders and subordinated debt holders in banks receiving public capital, including by implementing both voluntary and, where necessary, mandatory Subordinated Liability Exercises (SLEs)… Legislation will be introduced by end-August 2012 to ensure the effectiveness of the SLEs. The Spanish authorities will adopt the necessary legislative amendments, to allow for mandatory SLEs if the required burden sharing is not achieved on a voluntary basis… Banks with capital shortfalls and needing State aid will conduct SLEs against the background of the revised legal framework and in accordance with State aid rules, by converting hybrid capital and subordinated debt into equity at the time of public capital injection or by buying it back at significant discounts… For non viable banks, SLEs will also need to be used to the full extent to minimise the cost for the tax payer… The legislation will also include provisions on overriding shareholders rights in resolution processes.”

Por lo que aquí puede leerse, la única idea que tienen para reducir el coste para los ciudadanos -ellos nos llaman “pagadores de impuestos/contribuyentes”- de todo el proceso de recapitalización de nuestras entidades financieras es que los accionistas, los tenedores de instrumentos de capital híbridos y los de deuda bancaria subordinada carguen con el coste de la pérdida de valor de los activos. ¿Y como van a hacerlo? ¿Les van a quitar parte de las acciones? Porque, que yo sepa, los accionistas que vean como se reduce el valor de sus acciones cuando se afloren los descuadres en la valoración económica de los activos, verán como este mismo valor vuelve a subir cuando el Estado inyecte el dinero necesario para cubrir el agujero descubierto. Lo que desde Bruselas han considerado es la opción de aportar capital a estas entidades traduciéndolo en derechos de propiedad. Es decir, la entidad financiera asume pérdidas y las acciones caen. Se produce entonces una ampliación de capital y el Estado, a través del FROB, inyecta ese capital haciéndose con todas las acciones de dicha ampliación.

“Espero que no se pretenda mantener el valor de las acciones pues sería un escándalo”

Pero, ¿y el principal más los intereses de los créditos comunitarios que a través del FROB se van a utilizar para cubrir estos descuadres contables? ¿quien va a correr con estos costes? Por ningún lado aparece nada al respecto por lo que está claro que los ciudadanos, a través de nuestros impuestos, tendremos que hacernos cargo. Por eso se hace hincapié en que el dinero -si se utiliza el de el primer tramo de 100.000 millones de euros- se va a canalizar a través del FROB y que conlleva condiciones muy severas para el país. Y eso significa dos cosas. Por un lado el dinero que aporte el Estado, dado que realmente quien lo aporta es Bruselas a un “módico” interés, va a suponer aumentar nuestro déficit. Con lo que ello implica de incremento de nuestra prima de riesgo. Por otro lado, el aumento de la imposición necesaria para hacer frente a los pagos correspondientes nos van a hundir aún más en nuestra espiral contractiva. Eso si no hunde definitivamente nuestra economía y hace necesario el rescate total. Parece como si Bruselas nos estuviera echando una mano … “al cuello”, tal y como van nuestras finanzas públicas y se revela día a día la capacidad de maniobra de nuestros gobernantes en cuestiones de Política Económica.

Una forma en que los accionistas pagarían de verdad sería si el banco se disuelve y los accionistas pierden sus derechos sobre sus activos con valor, activos que serían utilizados para devolver sus depósitos a los tenedores de cuentas en dicha institución y para reducir los importes de los créditos hipotecarios a los sufridos ciudadanos. Pero eso sólo podremos verlo en contadas ocasiones. Los intereses políticos creados durante generaciones en muchas de estas instituciones financieras hacen muy complicado este tipo de resoluciones. Todavía recuerdo ver a Cristobal Montoro, tras la primera victoria del PP en 1996, como le decía a un compañero de partido, que había mucho que hacer con las Cajas de Ahorros, haciendo con las manos el gesto de untar mantequilla en una tostada. De aquellos polvos…

Siguiendo con el análisis, nada se dice tampoco de poner los activos tóxicos a la venta a un valor de mercado muy inferior al que están contabilizados para que el precio de la vivienda baje a un nivel asequible para el salario medio. Tampoco se lee nada de ajustar el montante de los créditos hipotecarios al valor que realmente deberían tener las viviendas adquiridas. No, los ciudadanos que adquirieron sus viviendas a un precio de burbuja derivado de la falta de conocimientos de economía de país por parte de nuestros Gobernantes y de los departamentos de estudios de las entidades financieras tienen que seguir pagando las cuotas de sus créditos hipotecarios religiosamente aunque el bien adquirido haya visto reducido su valor de mercado un 50% y este pueda aún caer mucho más.

Sigamos leyendo la parte del Memorándum que hace referencia al traspaso de los activos tóxicos a la Compañía de Gestión de Activos. A lo mejor aquí encontramos algo más razonable:

“Problematic assets of aided banks should be quickly removed from the banks’ balance sheets… The principle underpinning the separation of impaired assets is that they will be transferred to an external AMC. Transfers will take place at the real (long-term) economic value (REV) of the assets. The REV will be established on the basis of a thorough asset quality review process, drawing on the individual valuations used in the Stress Test. The respective losses must be crystallized in the banks at the moment of the separation… The AMC will manage the assets with the goal of realising their long-term value. The AMC will purchase the assets at REV and will have the possibility to hold them to maturity. The FROB will contribute cash and/or high quality securities to the AMC for an amount corresponding to a certain percentage (to be determined at the time of the establishment of the AMC) of the REV of the assets purchased. In exchange for the assets, the banks will receive a suitably small equity participation in the AMC, bonds issued by the AMC and guaranteed by the State, or cash and/or high quality securities.”

En primer lugar, lo que nos debe quedar claro es que el valor al que serán computados los activos tóxicos para ser segregados de los balances de las entidades financieras y transferidos a la Compañía de Gestión de Activos -el valor que el FROB, es decir, el Estado Español, es decir los ciudadanos, pagará por ellos a las instituciones financieras- será su valor de mercado en el largo plazo. Este valor a largo plazo será establecido a partir de un proceso intensivo de revisión de la calidad de estos activos, utilizando para ello las valoraciones individuales usadas en los test de estrés.

Como ya he dicho antes, esto implica confiar en la capacidad de valoración de estos activos por parte de estas Compañías “externas”, algo muy delicado tanto por su capacidad para entender el valor a largo plazo de los activos según la demostración que hasta ahora han hecho de su conocimiento del tipo de crisis en el que estamos metidos como por la información que estén dispuestos a darles las entidades financieras, dado que a mayor valoración menos perdidas para los accionistas de estas entidades. Sobre todo desde el momento en que los que van a comprar -adquirir- estos activos van a ser el conjunto de los españoles -a través del FROB-. Y esto ya se sabe que facilita enormemente la negociación dado que el que compra lo hace con dinero ajeno y sin responsabilidad alguna.

En segundo lugar, sorprende -o quizá no dada la falta de inteligencia y/o la malicia de muchos de los que en este proceso estarán involucrados- que el objetivo final de esta Compañía de Gestión de Activos sea obtener de la venta de estos activos su valor a largo plazo teniendo la posibilidad de mantenerlos en su cartera hasta el momento que consideren oportuno -en el caso de los créditos dudosos hasta su vencimiento (imagino que mientras el pobre comprador/deudor siga pagando sus altísimas y desfasadas cuotas la AMC seguirá manteniendo estos activos en cartera sin ayudar un ápice a los axfisiados ciudadanos)-.

Es decir, la situación no puede ser peor para los ciudadanos, especialmente para aquellos que se tuvieron que tragar un precio de burbuja para poder acceder a la vivienda de consumo propio. Por un lado tendrán que pagar un importe cada vez mayor de impuestos para hacer frente al desembolso de dinero público para adquirir estos activos tóxicos a las entidades financieras. Por otro tendrán que seguir pagando las altísimas cuotas de un crédito desfasado que ellos mismos están contribuyendo a mantener vigente con sus impuestos.
Una vez que hemos analizado lo mal que han resuelto -si es que lo querían resolver de alguna manera- lo concerniente a la carga que van a tener que soportar los contribuyentes españoles, pasemos a comprobar de nuevo la falta de comprensión que los responsables de nuestro futuro financiero tienen de la crisis en la que estamos:

“A strengthening of the regulatory framework is critical to enhance the resilience of the Spanish banking sector

  • Spanish credit institutions will be required, as of 31 December 2012, to meet until at least end-2014 a Common Equity Tier (CET) 1 ratio of at least 9%.
  • From 1 January 2013, Spanish credit institutions will be required to apply the definition of capital established in the Capital Requirements Regulation (CRR).
  • The current framework for loan-loss provisioning will be re-assessed.
  • The regulatory framework on credit concentration and related party transactions will be reviewed.
  • The liquidity situation of Spanish banks will continue being closely monitored.
  • The governance structure of former savings banks and of commercial banks controlled by them will be strengthened.
  • Enhanced transparency is a key pre-requisite for fostering confidence in the Spanish banking system.

The supervisory framework will be strengthened. The Spanish authorities will take measures in the following areas.

  • A further strengthening of the operational independence of the Banco de España is warranted. The Spanish authorities will transfer by 31 December 2012 the sanctioning and licensing powers of the Ministry of Economy to the Banco de España.
  • The supervisory procedures of Banco de España will be further enhanced based on a formal internal review.
  • The Banco de España will by end-2012 require credit institutions to review, and if necessary, prepare and implement strategies for dealing with asset impairments.

Consumer protection and securities legislation, and compliance monitoring by the authorities, should be strengthened, in order to limit the sale by banks of subordinate debt instruments to non-qualified retail clients and to substantially improve the process for the sale of any instruments not covered by the deposit guarantee fund to retail clients.

The public credit register will be enhanced. The Spanish authorities will take additional measures to improve the quantity and quality of information reported to the register.

Non-bank financial intermediation should be strengthened.

Governance arrangements of the financial safety net agencies will be reviewed to avoid potential conflicts of interest. In particular, the authorities will ensure that, as of 1 January 2013 there will be no active bankers anymore in the governing bodies of the FROB. The governance arrangements of the FGD will also be reviewed, in particular with regard to potential conflicts of interest.”

Como para los técnicos de Bruselas la situación en la que estamos no tiene nada que ver con una crisis de capacidad de compra no keynesiana, creen que lo que hay que hacer para evitar futuros problemas como el actual es endurecer el marco regulatorio que rige el funcionamiento de nuestro sistema financiero.

Y lo primero que en este ámbito se les ocurre es aumentar el Coeficiente de Reservas -Common Equity Tier-. Coeficiente que hace referencia al porcentaje de su capital que las instituciones financieras tienen que mantener inmovilizado en cuentas del Banco de España para responder antes situaciones imprevistas. Coeficiente que pasa del 8 al 9%. Subida que supone una gran cantidad de dinero para estas instituciones. Dinero que dejará de ser prestado en el sistema económico español. Disminución de fondos prestables que hará aumentar de forma perceptible el interés que estas instituciones cobran por los créditos que a partir de ese momento concedan. Aumento del interés que empeorará la capacidad de competir de las empresas españolas en los mercados internacionales. Empeoramiento que perjudicará aún más la ya de por sí dañada economía española. En fin, unos linces.

Por otro lado, y a partir del 1 de enero de este año que viene, las instituciones españolas se verán obligadas a computar como capital para el calculo del coeficiente de Reservas reseñado determinadas partidas que hasta ahora no estaban incluidas dentro de dicha definición. De nuevo más restricciones al crédito. Más de lo mismo. Nos esperan unos años de perdida de competitividad por la vía de los costes del capital muy duros. Todo gracias a que no entienden la crisis en la que estamos. Ni su origen ni su desarrollo.

También quieren endurecer y ampliar las funciones de supervisión del Banco de España. Pero, ¿no teníamos el mejor sistema financiero del mundo? ¿No cantaban nuestros gobiernos -y la autoridad regulatoria (BE) las bondades de los mecanismos de supervisión de nuestro sistema? Ayer una cosa y hoy la contraria. Para fiarse de los políticos que “okupan” nuestras entidades de supervisión y de los técnicos de Bruselas que dicen todo lo contrario.

Lo que si que tiene gracia son las medidas que se supone hay que implementar para mejorar la situación de nuestro organismo supervisor. Que desde Bruselas digan que hay que aumentar la independencia operativa del Banco de España tiene bemoles. Sobre todo si tenemos en cuenta que esta institución disfruta desde 1986 de un estatuto de independencia que se supone debería garantizarle la autonomía suficiente en sus funciones. O sea, que empezamos a reconocer que dicho estatuto era insuficiente y que al Banco de España le faltaba capacidad de licenciar y sancionar.

Ya que estamos, ¿porque no admite todo el mundo que el Banco de España está “okupado” políticamente por el poder político desde el momento en que el Gobierno nombra a dedo al gobernador y a todo el consejo -teniendo sólo que informar al parlamento de su decisión- y luego sus cuentas anuales no tienen que pasar ningún tipo de control por la cámara de representantes? ¿No sería mucho mejor empezar por arreglar esta falta de independencia del poder político? A lo mejor algún descerebrado sale diciendo que eso no es un problema y que el Banco de España podrá ejercer sus funciones de supervisión sin influencias externas aún cuando tenga que revisar las cuentas de una institución claramente vinculada al partido en el poder que ha nombrado a todos sus consejeros.

Otra cuestión que llama poderosamente la atención es la imposición que viene de Bruselas respecto a proteger a unos ciudadanos -para ellos claramente aquejados de “idiocia” y de incapacidad de razonar- aumentando las limitaciones para que las instituciones financieras puedan venderles instrumentos de deuda subordinada. O sea, que nuestras instituciones financieras tendrán que buscar capital en otra parte porque los españoles somos muy limitados intelectualmente. Si aceptamos esto nos merecemos lo que tenemos.

Es lo mismo que sucede con el capital riesgo. No tenemos nada que se le parezca de verdad porque nuestros legisladores temieron en su momento que los ciudadanos de nuestro país no iban a comprender que una institución financiera podía dedicarse a dar créditos muy rentables aunque de alto riesgo y que poner su dinero en ese tipo de entidades suponía poder ganar o perder mucho. Nuestra legislación financiera impone tantos requisitos que resulta inviable el surgimiento de un tipo de actividad que en Estados Unidos engrasa muy eficientemente todo el movimiento de regeneración constante del tejido productivo. Seguimos dando pasos hacia un Estado cada vez más intervencionista donde la capacidad de competir de nuestro sistema se va por el desagüe con cada uno de ellos.

Pero ¿en que sistema estamos?¿quienes nos gobiernan?

Eliminar los conflictos de interés en el gobierno del FROB y en el del Fondo de Garantía de depósitos no debería haber tardado tanto. Parece mentira que tengamos que estar en esta situación para que se den estos pasos.

Bien, ha llegado el momento de ver las condiciones que desde Bruselas quieren imponer a nuestras finanzas públicas para resolver los desequilibrios macroeconómicos creados:

“According to the revised EDP recommendation, Spain is committed to correct the present excessive deficit situation by 2014… Provisions of the Budgetary Stability Law regarding transparency and control of budget execution should be fully implemented. Spain is also requested to establish an independent fiscal institution to provide analysis, advice and monitor fiscal policy.

Regarding structural reforms, the Spanish authorities are committed to implement the country-specific recommendations in the context of the European Semester. These reforms aim at correcting macroeconomic imbalances, as identified in the in-depth review under the Macroeconomic Imbalance Procedure (MIP). In particular, these recommendations invite Spain to:

  1. introduce a taxation system consistent with the fiscal consolidation efforts and more supportive to growth,
  2. ensure less tax-induced bias towards indebtedness and home-ownership,
  3. implement the labour market reforms,
  4. take additional measures to increase the effectiveness of active labour market policies,
  5. take additional measures to open up professional services, reduce delays in obtaining business licences, and eliminate barriers to doing business,
  6. complete the electricity and gas interconnections with neighbouring countries, and address the electricity tariff deficit in a comprehensive way.”

De acuerdo con el Protocolo de Déficit Excesivo, España está obligada a corregir el exceso de déficit actual en 2014. Las provisiones de la Ley de Estabilidad Presupuestaria -la que obliga a las comunidades autónomas a reducir su déficit- respecto a la transparencia y el control en la ejecución del presupuesto estatal y autonómico deberían ser completamente obedecidas. Se requiere también que España establezca una institución fiscal independiente que suministre análisis, consejo y monitorización de la política fiscal.

Está claro. El importe del déficit que supere el 60% hay que reducirlo para 2014. Lo que Zapatero se gastó de más en 2 años hay que pagarlo en otros 2. Pero con estos directores en nuestra política económica esto no va a ser ni sencillo ni posible. Este Gobierno nos está metiendo de lleno en una espiral contractiva que hará imposible recaudar lo necesario por parte del Estado. Y como no cumpliremos con estas condiciones, el rescate total de nuestro país está al caer.

En lo que respecta a las reformas estructurales que Bruselas obliga a realizar en nuestro país para ser merecedores de este plan de rescate de nuestro sistema financiero podemos encontrar algunas perlas.

Bruselas pide introducir un sistema impositivo acorde con los esfuerzos de consolidación fiscal y que sirva de apoyo al crecimiento, pero me temo que De Guindos y Montoro -y no sé si también los cerebros de Bruselas- piensan que un aumento de impuestos -el Memorándum no lo pide expresamente- como el que estamos viviendo puede cumplir ambos fines. En su incapacidad para razonar económicamente, algunos piensan que subir los impuestos reduciendo así de forma drástica la capacidad de compra de los consumidores españoles es una medida que sirve para crear las condiciones adecuadas para que crezca nuestra economía. Si ni siquiera sirve para recaudar más impuestos. Cuando vean como la espiral contractiva en la que nos están metiendo provoca una reducción sustancial de la actividad económica y una reducción paralela de la recaudación tributaria será demasiado tarde. Y este aumento de impuestos no cumplirá ni un objetivo ni el otro.

Bruselas pide también quitar las ayudas fiscales a la compra de una vivienda. ¿Pero en que cabeza cabe perjudicar aún más la capacidad de compra de los españoles en lo que respecta a un bien tan esencial como la vivienda? A lo mejor en otros países de Europa pueden vivir con lo que les queda de pensión al jubilarse teniendo entre sus gastos un alquiler, pero en España eso es impensable, sobre todo si además tenemos en cuenta la falta de futuro de nuestro sistema de pensiones.

La reforma de nuestro mercado de trabajo es otra de las exigencias de Bruselas. Un reforma necesaria -sobre todo si hubiera ido acompañada de una reforma del sistema financiero que nunca se planteó- pero descabellada en un momento como el que se quiso imponer y mas aún hoy en las circunstancias económicas que vivimos gracias a las meteduras de pata consecutivas de este Gobierno. Pretenden también que nuestro Gobierno tome medidas para aumentar la efectividad de las políticas activas de empleo. Otra patochada de las que se les ocurren a estos políticos para seguir interviniendo en nuestra vida económica, gastando nuestro dinero y creando empleo público sin beneficio alguno para el conjunto de los ciudadanos.

Si hay algo, de lo que ha dicho Rajoy a lo largo de estos meses de meteduras de pata, que me ha dejado impresionado de verdad es su requerimiento a Bruselas para que se llevasen a cabo más políticas de fomento del empleo con dinero público. Para mí fue la gota que colmó el vaso de mi paciencia. Que un individuo que se supone tendría que llevar a cabo políticas opuestas a las que llevó el desastroso Gobierno de Zapatero, solicitase de Bruselas la puesta en marcha de políticas similares, sobre todo en un momento en el que lo que había que hacer era reducir los gastos con dinero público -no sólo en España sino en toda Europa-, dejó bien claro la falta total de conocimiento y orientación económica de este Gobierno.

Control del déficit público, sostenibilidad de la deuda soberana y políticas de crecimiento. Estas fueron las premisas que Rajoy ha estado lanzando al viento durante los primeros meses de su mandato. El Déficit Público descontrolado, la deuda soberana pagando primas insostenibles y cero políticas de crecimiento es lo que tenemos a fecha de hoy. Soportar estas mentiras y esta mediocridad sólo lo puede hacer un pueblo que no valora ni los conocimientos ni la capacidad de razonar.

Nos merecemos que cojan nuestro dinero y nos roben. Si Leopoldo Abadía recomendó a nuestros jóvenes irse a trabajar a Washington o a Pekin, yo les recomendaría que se quedaran, lucharan por salir adelante con ingenio y haciendo uso de las nuevas herramientas que nos ha traído el progreso y que empezaran a pensar bien a quien votan si no quieren que su país siga viviendo varios siglos más en una montaña rusa nada divertida. Los que tenemos que irnos somos los padres con responsabilidades pues la situación se va a poner imposible para llegar a final de mes. Eso si antes no nos lanzamos a la calle. ¿Es que no hay nadie capacitado en la política española?

Autor: Rafael Hernández Núñez

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s