El buen economista


Este post es la respuesta que he realizado a un pregunta realizada por un antíguo alumno mío de la facultad que, preocupado por la falta de vocación que observa en sus compañeros de estudios, por la mediocridad de los textos con contenído e ideas económicas que está leyendo últimamente y por los problemas económicos que últimamente se están agudizando, me ha consultado por lo que a mi entender deberían ser las características de un buen economista.

Intentaré dar aquí unas cuantas ideas de lo que yo entiendo debe tener y aprender cualquier economista -uno que haya estudiado la carrera de Económicas (cualquier universidad me vale)- que quiera ser considerado un buen economista y disfrutar de verdad practicando esta ciencia social por excelencia. Veamos.

Para ser un buen economista hay que empezar por ser un buén crítico constructivo -siempre argumentando y dando razones para mejorar aquello que se critica- de uno mismo y de la sociedad que nos rodea. La capacidad crítica es la semilla del interés por saber más de todo lo que a uno le rodea. Un buen crítico siempre buscará saber más de lo que proponen los demás antes de reflexionar y dar una opinión razonada en contra o a favor de esas ideas. Un buen crítico constructivo no se tragará sin más todo lo que le expliquen o cuenten desde los púlpitos o estrados por muy elevados que estos sean. Primero repensará cuidadosamente lo explicado y luego aceptará o no lo leido, visto y oído.

Por otro lado está la capacidad de ver la economía desde arriba. Para ello hay que estudiar para entender bien y luego tener en la cabeza el sistema económico en su conjunto. Ello es necesario para poder comprender los efectos que una medida concreta sobre un sector puede tener en el conjunto de la sociedad a traves de los distintos canales por los que esta medida acaba influyendo en el resto del sistema. Los modelos IS-LM complejos son un buen punto de partida aunque hay interrelaciones que no pueden comprenderse usando estos modelos. Cuanto economista de prestigio carece hoy día de esa visión de conjunto. Basta con oir las explicaciones a la crisis de cada profesor de Universidad para darse cuenta de este problema.

Un buen economista no ha de temer el enfrentamiento intelectual con otros economistas que no piensen como él. La controversia apasionada es buena siempre que se respeten ciertos límites que vienen marcados por la educación y el respeto personal a los demás -no a sus ideas-. Es fundamental comprender que de las discusiones intelectuales suelen salir las mejores ideas y a todo buen economista le debería gustar entrar en debate con personas reflexivas que no piensen como él. Las ideas no tienen que ser respetadas. Se aceptan o no. Y en este último caso hay que dar o buscar una alternativa coherente con la realidad que se vive en cada momento.

Un buen economista siempre ha de tener muy claro que está razonando en un momento dado del tiempo y en una sociedad concreta. Es decir, cualquier modelo o idea económica puede ser válida para un momento dado de la historia y una sociedad determinada pero carecer de utilidad práctica alguna unos años después o en otra sociedad. Esta es la razón de que muchos economistas no sean buenos economistas. Se aprenden de carrerilla algunos modelos e ideas que han estudiado en la facultad y pretenden aplicarlos en todo tiempo y situación a lo largo de su vida.

Entender que los modelos fallan siempre por los supuestos. La casi totalidad de los modelos con los que se juega a la economía estan apoyados en supuestos más o menos restrictivos y más o menos irreales. Muchos economistas se han tragado verdaderos bodrios teóricos durante décadas porque nadie se fijó en que los supuestos de estos modelos no eran realistas o hacían del modelo un juguete de niños.

Resumiendo, las cualidades imprescindibles para ser un buen economista son:

Capacidad crítica -> Deseo de aprender
Reflexión prolongada
Visión espacial
Gusto por la discusión intelectual
Capacidad de ubicarse espacial y temporalmente
Tener claro algunos conceptos básicos

La mayoría deberían ir apareciendo y reforzándose dentro de los futuros economistas a lo largo de los años de estudio, sobre todo si algún buén profesor busca sembrar en sus alumnos la semilla del espíritu crítico constructivo en los años iniciales de la universidad. Algunas como la visión espacial y el gusto por la discusión intelectual son más personales y dependen de las cualidades particulares de cada uno. Pero un buen economista debería tenerlas todas.

Autor: Rafael Hernández Núñez

Anuncios

5 comentarios el “El buen economista

  1. Hola Jesús,

    Si de verdad te gusta la economía no dudes en leer todo lo que llegue a tus manos con espíritu crítico. Escucha lo que te cuenten con atención y no te dediques a tomar apuntes porque sí. Es verdad que en la universidad hay que aprobar y para ello tienes que tomar o conseguir unos apuntes o un texto bueno de cada asignatura, pero no te olvides de pensar mientras estudias. No te dediques sólo a memorizar para soltarlo tal cual en los exámenes.

    Por último, si de verdad quieres saber de economía vete a los originales y a ser posible empieza por los autores clásicos -Adam Smith, David Ricardo, Alfred Marshall, Irving Fisher, John Maynard Keynes y tantos otros economistas que intentaron dar lo mejor de sí en el tiempo que les tocó vivir. Una buena asignatura para empezar a entender los principios de la Economía es la de Historia Económica. Claro que sólo si el profesor es bueno.

    Un saludo.

  2. De verdad que es sorprendente este articulo que acabo de leer, yo tambien opino lo mismo y me gustaria aprender todo lo que fuera posible de la economia, apenas empezare con mis estudios en colombia pero me gustaria saber muchos conceptos de antemano, tomando en cuenta que la economia del pais va cayendo poco a poco, entonces si puedes ayudarme aprender muchisimo mas del tema este es mi correo jesusmotato@hotmail.com

  3. Cuando lo necesites aquí me tienes. En este país necesitamos economistas de verdad, a los que les guste la economía de país. No como a estos cantamañanas que nos gobiernan, que deben haber aprendido lo justo para sacar la carrera y aprobar la oposición para economista del Estado o técnico del Banco de España. Si vieras las tesis doctorales que hoy en día se hacen… Un saludo.

  4. Me parece un gran post el suyo, señor mío, yo estudiaré Económicas en Sevilla, el año que viene. Me encanta la Economía, y la figura del Economista. Por mi cuenta leo bastante el expansión, larazón y eleconomista, para ir formándome, aún hay cosas que no entiendo, pero bueno, poco a poco. También estoy leyéndome teorías como la keynessiana o la de Adam Smith (libro en mano).

    Me encantaría poder seguir conversando contigo y poder consultarte alguna duda, ya que, considero esencial tener contactos que me puedan ir guiando, este mundo tiene demasiadas salidas y no todas son las mejores para cada persona.

    Mi correo: x-pac914ya@hotmail.com
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s